Actualidad sobre el crowdlending e información útil para inversores y pymes

Dos términos que con mucha frecuencia se tienden a confundir, pero que en el fondo no tienen nada que ver. Aunque ambos términos son variantes del Crowdfunding y representan inversiones, en este post veremos que nada tiene que ver el Crowdlending y el Crowdequity, pues no representan la misma clase de inversión y los inversores tienen posiciones muy diferentes en un caso y en el otro.

Es cierto que algo tienen en común.  Ambos términos representan inversiones realizadas de forma colectiva. Para explicar esto, empezaremos por apoyarnos en el lenguaje, pues al emplearse términos en inglés, no es evidente su significado.

Decimos que el Crowdlending y el Crowdequity son modalidades del Crowdfunding, palabra inglesa compuesta por ‘crowd’ (colectivo) y ‘funding’ (fondeo, captación de un capital o de recursos para una finalidad).  El Crowdfunding es una forma de reunir un capital para una finalidad mediante las aportaciones de un colectivo de inversores.

Así, si un proyecto necesita de un millón de euros para llevarse a cabo, se puede recurrir a múltiples inversores a quienes habrá que explicarles el proyecto y las ventajas que les va a representar participar en él.  Los inversores que desean participar comprometen la cantidad que consideran y cuando entre todos se reúne el capital necesario (el millón), el proyecto puede iniciarse.

El Crowdfunding tiene tres protagonistas intervinientes:

  • La empresa que solicita financiación para un proyecto, conocida como ‘el promotor’.
  • La plataforma que analiza el proyecto, busca inversores que quieran participar y se lo explica.
  • Los inversores que deciden participar y aportan los fondos.

 

 

Esto es Crowdfunding en genérico. La diferencia entre ‘lending’ y ‘equity’ es la forma en la que se participa en el proyecto.

 

En el caso de ‘equity’ (capital) el inversor participa en el capital de la compañía que lleva adelante el proyecto. Es dueño, en la parte que le corresponda, de la compañía donde invierte, pudiendo incluso participar en su gestión, y la rentabilidad de su inversión vendrá en un tiempo indeterminado a través de los dividendos que esa empresa genere o bien cuando el inversor venda su participación a un tercero en el futuro.

En el caso del ‘lending’ (préstamo) el inversor hace un préstamo a la empresa y es sólo un acreedor más. Ni es dueño ni participa en su gestión. El retorno de su inversión se produce de acuerdo con un calendario de reembolsos donde se compromete la devolución del capital y los intereses que se han pactado en un contrato de préstamo entre la empresa (deudora) y los inversores (acreedores).

Vemos pues que Crowdlending y Crowdequity  son ‘inversiones colectivas en empresas’, pero son muy diferentes las inversiones realizadas en formato préstamo, que participando en el capital (e incluso en la gestión) de la empresa. En el siguiente cuadro podemos ver una síntesis de las principales diferencias:

 CrowdlendingCrowdequity
Clase de inversiónRenta Fija: Prestamo con reembolso pactadoRenta variable: Participación en la propiedad
Plazo de la inversiónEn contrato. (Normalmente < 4a.) Indeterminado. (Normalmente > 5a.)
RendimientoInterés establecido en contrato.Indeterminado. (Dividendos y/o venta)
Fiscalidad inversiónInversión no bonificadaInversión bonificada hasta 30% (con requisitos)
Fiscalidad rendimientosIntereses: BI capitalDividendos: BI capital / Venta: Incremento patrimonial
Empresa típica Empresa > 3 años, con Beneficios.Start-up. Empresa joven y con frecuencia sin break-even
Destino típicoFinanciar operatoria convencional.Financiar etapa de consolidación empresarial.
Riesgos típicosRetrasos/Impagos por problemas operativos.
(Habitualmente riesgo medio o bajo)
Pérdida del capital por fracaso en el modelo de negocio.
(Habitualmente riesgo elevado o medio)

Como todas las inversiones, tienen riesgos, y en este caso, la inversión en Crowdequity tiene un riesgo muy superior, fundamentalmente porque hablamos de start-ups con modelos de negocio no consolidados.  A ese mayor riesgo también le corresponde un mayor rendimiento potencial si la empresa consolida su actividad y el inversor consigue recuperar la inversión vendiendo su participación.

 

Se necesita mucho más conocimiento y experiencia inversora para invertir en ‘equity’ que para hacerlo en ‘lending’, el ser objetivamente mayores tanto el plazo de retorno de liquidez como el riesgo de las operaciones.

 

Hasta aquí las principales diferencias entre ambos términos, y que como podemos ver, constituyen dos clases de inversión muy diferentes. Cuando escuchemos a alguien hablar de inversión en Crowdfunding, preguntémonos seguidamente a que clase de Crowdfunding se refiere, pues es tan genérico como decir ‘invertir en Bancos’, sin saber si hablamos de acciones, depósitos, fondos de inversión o qué clase de activos bancarios, de naturaleza y riesgos muy distintos.

Guía del Crowdlending en España

Suscríbete a nuestro newsletter y te enviaremos el enlace para la descarga de esta Guía en la que aprender más sobre esta nueva forma de inversión y financiación.






Guía Crowdlending
Share This