Home > Blog > La concentración bancaria: Una espada de Damocles para las Pymes

Autor

Pedro Gómez
Socio fundador de Colectual

Newsletter

25 de abril 2018

La concentración bancaria: Una espada de Damocles para las Pymes

Este año 2018 ha comenzado con un fuerte crecimiento de la financiación a las Pymes, medida como nueva producción, del 24% respecto a los primeros meses de 2017. A pesar de ello, el volumen total de financiaciones empresariales, medida como saldo vivo, sigue cayendo ininterrumpidamente año tras año, y representa hoy el 53% del importe que tenía en 2008.

Es de natural humano olvidar pronto los problemas cuando no condicionan el presente, sin embargo, deberíamos haber aprendido algo de esta crisis para tratar de poner medidas que eviten que ciertos problemas pasados se vuelvan a producir.

¡Que frágil es la memoria!

Desde el lado de las Pymes, una de las principales causas de que miles de ellas no sobreviviesen en el periodo 2008-2013, fue el cierre de los mercados de crédito, ocasionado por la crisis bancaria y la falta de alternativas donde las Pymes pudiesen encontrar financiación.

Hoy está todo en calma porque la financiación parece abundante. Sin embargo, la realidad es que la fragilidad de las Pymes en el mercado crediticio es mayor. Hay que recordar que el fenómeno de la concentración bancaria ha reducido de forma drástica el número de actores en el sistema bancario, por lo que el número de puertas donde se puede llamar para solicitar crédito es mucho menor que el de entonces.

La concentración bancaria: un serio riesgo para las Pymes

Cuando gestionamos una empresa sabemos que el riesgo de concentración es un problema serio. Y si nos enfrentamos a situaciones de concentración de clientes o proveedores adoptamos estrategias para atenuarlos, cambiando políticas de compras, desarrollando canales de venta, o cambiando la fabricación… lo que haga falta para reducir la exposición al riesgo.

De la misma forma, ante un proceso de concentración de proveedores de financiación, necesitamos reducir riesgos diversificando las fuentes de financiación. Y si toda nuestra financiación proviene del mismo sector, y con cada vez menos actores, podemos tener un problema.

La historia de la espada de Damocles, sobre cuya cabeza colgaba una espada muy afilada, con la punta prácticamente rozándole y suspendida por una sola crin de caballo, que en cualquier momento podría romperse y acabar con su vida, bien podría aplicarse a quien tiene un único proveedor financiero y está confiado, ignorando el riesgo que corre.

No basta con controlar el precio de la financiación. También es necesario tener estructuras de financiación diversificadas en su origen y que permitan una planificación a corto, medio y largo plazo. La diversificación nos aporta flexibilidad y capacidad de reacción ante situaciones inesperadas.

Estudiar alternativas: Una necesidad para las Pymes

Entre las alternativas de financiación adecuadas para una Pyme, destaca el Crowdlending, en el que una empresa recibe una financiación que es aportada por numerosos inversores individuales. Cuando entre todos reúnen el importe solicitado, se formaliza el préstamo que es gestionado por la plataforma de Crowdlending hasta su vencimiento, recibiendo los inversores el capital invertido y los intereses pactados.

Esta nueva forma de financiación, no bancaria, representa en el Reino Unido más del 15% de la nueva financiación empresarial, constituyendo una fuente adicional de financiación y una competencia real con las financiaciones bancarias, bajando su coste y reduciendo los riesgos de colapso de crédito y de exclusión financiera.

Le animamos a que conozca esta nueva forma de financiación para su empresa, y le señalamos sus principales ventajas:

1. Le permite ampliar el pool de financiadores, lo que representa una garantía ante problemas de tesorería inesperados.
2. Supone flexibilidad para abordar nuevos proyectos sin comprometer sus líneas de créditos actuales. Al tratarse de deuda privada, no computa en la CIRBE.
3. Precios competitivos, claros y sin sorpresas. El 4% es el 4% y el 6% es el 6%. No le venderán acciones, ni seguros ni tarjetas, que suponen costes ocultos y riesgos adicionales.
4. Flexibilidad para cancelar sin coste cuando quiera.
5. Proceso on-line. Sin desplazamientos y habitualmente sin intervención notarial.

Y Siempre una plataforma autorizada por la CNMV

Por último, le aconsejamos dirigirse siempre a una plataforma autorizada por la Comisión Nacional del Mercado de Valores, por las garantías que representa tanto para la Pyme como para los inversores que intervienen en la financiación.

Guía del Crowdlending en España

Suscríbete a nuestro newsletter y te enviaremos el enlace para la descarga de esta Guía en la que aprender más sobre esta nueva forma de inversión y financiación.






Guía Crowdlending
Share This