Home > Blog > La Inversión Directa: Una Perspectiva Detallada

Autor

Colectual

Newsletter

30 de octubre 2023

La Inversión Directa: Una Perspectiva Detallada

 

Como hemos contado en numerosas ocasiones, las opciones preferidas por los particulares a la hora de gestionar sus inversiones son los fondos de inversión, la bolsa y la deuda pública (Letras del Tesoro y Obligaciones del Estado). Excluimos de esta lista los depósitos bancarios que están orientados al ahorrador, que conserva sus ahorros para un momento posterior, sin estar dispuesto a asumir riesgo alguno.

Cada una de estas opciones de inversión tiene sus características, y dentro de cada clase existen a su vez numerosas categorías en función de su liquidez, riesgo, fiscalidad, expectativas de rentabilidad, etc.

Siguiendo una premisa que hemos subrayado con frecuencia, una de las reglas esenciales para cualquier inversor es la diversificación de sus inversiones, asegurando que eventos inesperados y adversos tengan un impacto limitado en su patrimonio.

Hoy trataremos el tema de la inversión directa frente a la inversión realizada a través de terceros y qué papel juega Colectual en este escenario.

 

¿Qué es la inversión directa?

 

La inversión directa es aquella en la que el propio inversor es el que decide y materializa la inversión, comprando los activos y tomando las decisiones de mantenerlos o venderlos por sí mismo. Frente a la inversión directa, está la inversión indirecta, o gestionada a través de un tercero, que es el que toma las decisiones de en qué invertir, normalmente dentro de un mandato o marco acordado con el cliente inversor.

 

Ventajas e inconvenientes de la inversión directa

 

La inversión indirecta o gestionada tiene ventajas e inconvenientes para el inversor. Por un lado, el tercero que gestiona aporta profesionalidad y toma decisiones de comprar y vender, según entiende la coyuntura económica y la de los propios productos invertidos. Pero por otro, supone un coste que reduce la rentabilidad del inversor, en ocasiones de forma muy significativa.

Los fondos de inversión suponen un ejemplo muy claro de ello. En estos últimos años, toda la banca ha orientado sus redes comerciales hacia la venta de fondos de inversión a sus clientes, con el objetivo claro de asegurarse (la banca) su rentabilidad, normalmente superior a la que recibía el propio cliente, al cobrarse las entidades las comisiones de gestión y depositaría, que suponen una cantidad muy significativa, en especial para el tramo minorista, con inversiones inferiores a los 100.000 €.

Por poner un ejemplo, creo que ilustrativo, si analizamos un fondo de inversión muy ‘popular’, con más de 300.000 clientes, de Renta Fija a Corto Plazo, del principal banco de este país, observamos que la rentabilidad del cliente en el periodo Sep-22/ Sep-23 (últimos 12 meses publicados), es del 1.80% interanual, habiendo deducido previamente las comisiones del banco (1% de gestión y 0’15% de depositaría). Es decir, el banco captura por su intermediación, el 40% de la rentabilidad de la inversión del cliente.

Esto si hay resultado positivo, porque si el resultado de las inversiones del fondo es negativo, todas las comisiones del banco -que nunca pierde-, suponen mayores pérdidas para los inversores.

No estamos criticando el funcionamiento de los Fondos de Inversión ni que sus gestores ganen dinero, solo estamos ilustrando el mecanismo de que la rentabilidad de los gestores del fondo sale directamente del bolsillo de los inversores, en lo que parece un claro desalineamiento de intereses.

La inversión directa supone algún esfuerzo más para el inversor, pues tiene que intervenir en la toma de decisiones inversión, pero a cambio sus expectativas de rentabilidad pueden ser notablemente mayores.

 

El Crowdlending y Colectual como forma de inversión directa

 

Colectual representa una alternativa donde el inversor puede realizar inversiones directas con cero euros de coste, por lo que la rentabilidad del activo invertido es íntegra para el inversor.

Los dos principales inconvenientes de la inversión directa tienen que con:

  1. La posible falta de experiencia inversora del cliente
  2. La necesidad de estar interviniendo frecuentemente en las decisiones de inversión, algo para lo que no siempre se dispone de tiempo o de voluntad de hacerlo.

Frente a estos dos problemas, las inversiones en Colectual ofrecen respuestas adecuadas:

  • Respecto a la falta de experiencia del inversor para tomar decisiones, Colectual aporta el conocimiento sobre el mercado de las inversiones en préstamos, y su trayectoria desde 2016. No es una garantía, pero sí un elemento de confianza para el inversor conocer que trata con un experto, que Colectual también invierte en todas las operaciones, con los intereses completamente alineados con los de los inversores. Colectual es, además, una plataforma supervisada y autorizada por la CNMV, lo que constituye un elemento de confianza adicional para el inversor.
  • Respecto a la necesidad de estar en el día a día de las inversiones, Colectual ha diseñado y espera recibir en breve la autorización de la CNMV para ello, la gestión de carteras de clientes. Un mecanismo por el que el cliente fija un marco de operaciones en las que desea invertir: plazos, sectores, importes, rentabilidad, concentración de riesgos…, y Colectual gestiona en su nombre el importe que el inversor desee invertir, sin que sea necesario intervenir en el día a día y pudiendo modificar o cancelar los parámetros del mandato en cualquier momento.

Colectual supone una alternativa de inversión directa, que no tiene costes para el inversor, y que supera los principales inconvenientes que tienen para el inversor esta clase de inversiones.

Una buena diversificación de una cartera de inversiones incluye también diversificar quien es el que toma las decisiones sobre en qué en que activos invertir. Creemos que la gestión profesional debe ser la principal vía, pero la toma de decisiones por parte del propio inversor en una parte de su cartera es fundamental para conocer mejor el mundo de las inversiones y aumentar la rentabilidad final, al eliminar los costes derivados de la intermediación por un tercero.

 

Colectual es una magnífica alternativa para ello.

 

Guía del Crowdlending en España

Suscríbete a nuestro newsletter y te enviaremos el enlace para la descarga de esta Guía en la que aprender más sobre esta nueva forma de inversión y financiación.






Guía Crowdlending
Share This