Home > Preguntas frecuentes > ¿Cómo se puede financiar una empresa?

¿Cómo se puede financiar una empresa?

Las empresas se pueden financiar a través de fuentes de financiación tradicionales o fuentes de financiación alternativas. Se trata de una solución necesaria ya que, en la gran mayoría de las ocasiones, las empresas requieren de financiación para poder crecer, desarrollar nuevos proyectos y alcanzar sus objetivos.

como financiar una empresa

Financiación empresarial

Para poder alcanzar objetivos y desarrollar proyectos es imprescindible saber cómo se puede financiar una empresa. Existen dos grandes tipos de financiación empresarial: la financiación interna y la externa.

La financiación interna es aquella que procede de los recursos propios de la empresa, es decir, una autofinanciación que proviene de los recursos de la actividad económica de la empresa.

La financiación externa son , por otro lado, fuentes de recursos externos a las que las empresas recurren cuando la financiación interna no es posible. En este segundo tipo de financiación empresarial existen una variedad de fuentes que resultan interesantes y que compartimos a continuación.

Cómo financiar una empresa

El primer paso para saber cómo financiar una empresa es conocer las principales fuentes de financiación externa, que son las siguientes:

Póliza de crédito

Es un contrato entre una empresa y un banco que permite a la empresa disponer de una cantidad de dinero durante un período de tiempo determinado. Al contrario que los préstamos, las pólizas de créditos permiten a las empresas y pymes disponer de una cantidad determinada de dinero para utilizar en el momento que se necesite, sin necesidad de utilizar todo el capital disponible.

Préstamo bancario

Es una operación financiera en la que un banco presta dinero a una empresa a cambio de un interés. En un préstamo bancario, la empresa recibe el total del capital solicitado y deberá hacer frente a la devolución del importe solicitado íntegramente más los intereses que se generen.

Crédito comercial

El crédito comercial es un acuerdo entre dos empresas, cliente y proveedor, en el que se acuerda que el proveedor le proporciona al cliente un plazo de tiempo para pagar el bien o servicio adquirido. De esta manera, el cliente puede disfrutar de las adquisiciones con la ventaja de poder abonarlas más tarde, respetando los plazos fijados y que suelen ser inferiores a un año.

Renting

El renting es un contrato mediante el cual una empresa alquila unos bienes durante un tiempo determinado. En el renting solo se incluye el alquiler de dicho bien, sin opción a compra. También suele incluir los costes de mantenimiento.

Leasing

Es un tipo de contrato similar al renting, en el que el arrendatario puede alquilar bienes muebles o inmuebles. La mayor diferencia reside en que el arrendatario tiene la opción de comprar el bien al final del contrato.

Factoring

El factoring es un tipo de financiación empresarial a corto plazo que consiste en que la empresa cede un crédito (una factura o un derecho a cobro) a una entidad financiera a cambio del adelanto de esas cantidades.

Fuentes de financiación alternativas

Business angels

Los Business angels son inversores privados con conocimientos del mundo empresarial y que apoyan el desarrollo de proyectos con inversiones de capital privado.

Crowdlending

El crowdlending es un mecanismo de financiación empresarial que funciona a través de plataformas de financiación colectiva, mediante las cuales las empresas pueden obtener financiación de inversores particulares.

Ley de fomento de la financiación empresarial

Como respuesta a la necesidad de facilitar y flexibilizar el acceso a las diversas fuentes de financiación por parte de las empresas y las pymes, el Gobierno Español decretó la Ley 5/2015, de 27 de abril, de fomento de la financiación empresarial.

Las medidas que en ella se incluyen están enfocadas a mejorar el acceso a la financiación empresarial:

  • Los bancos deberán avisar con tiempo a las pymes cuando les cancelen el crédito
  • Se regula el crowdfunding y el crowdlending (Esta Ley queda obsoleta ante el nuevo Reglamento Europeo)
  • Se flexibiliza el tránsito desde el mercado regulado a la Bolsa.
  • Se refuerza la capacidad de supervisión de la CNMV.